Columna Semanal Núm. 54 en El Vocero

Leyes recientes

Ley 5–2013: Se enmienda la Ley Notarial a los fines de darle al Colegio de Abogados la facultad de expedir fianzas notariales, así como la facultad de administrar el Fondo de Fianza Notarial.  De igual forma, se prohíbe a la Oficina del Comisionado de Seguros a expedir fianzas a favor de los notarios.

Esta ley va en contravención a los postulados de la Ley 121-2009 y de la Constitución de Puerto Rico que reconoce la libre asociación de los abogados y abogadas de Puerto Rico. Dicha ley, le dio la opción a los togados de pertenecer o no al Colegio de Abogados. Esta Ley 5 compele a los abogados a tenerle que pagar su fianza notarial al Colegio. A pesar de que en la actualidad el notario puede prestar otro tipo de fianza, la realidad práctica es que los abogados estaban sacando la fianza con la Oficina del Comisionado de Seguros y ahora tendrán que hacerlo con el Colegio para llenar sus arcas.

Ley 6–2013: En esta ocasión se enmienda la Ley Notarial a los fines de entregarle al Colegio el importe producto de la venta del arancel de impuesto notarial que los notarios vienen obligados a cancelar en los instrumentos públicos. Con esto se pretende financiar al Colegio de Abogados ante la falta de matrícula voluntaria. Esta medida, una vez más, va en contra de los postulados constitucionales de libertad de expresión e igual protección de las leyes. Con esta Ley se escoge financiar a una entidad por razón de estar de acuerdo con su mensaje.

Ley 7–2013: Esta Ley elimina el Fondo Especial para Becas de la UPR y restablece la fórmula presupuestaria existente al 2009, correspondiente a un 9.60% del total de las rentas obtenidas. Finalmente, reasigna los remanentes de los fondos obtenidos por la Ley 176-2010, que procedían de los ingresos netos de las operaciones de la lotería adicional.

Ley 8–2013: Enmienda la Ley 126-2012 a los fines de reafirmar la política pública del Gobierno de Puerto Rico que declara como reserva natural los terrenos localizados en el Corredor Ecológico del Noreste, que discurre entre los municipios de Luquillo y Fajardo. Asimismo, amplía algunas de las disposiciones de la Ley 126.